Blogia
Walter andres tejada™

Medio siglo de luchar contra el mal

EL AGENTE DE CIPOL


Para muchos jóvenes, “Illya Kuryaki & The Valderramas” es sólo (o nada menos) que la banda de Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur.
Pero ignoran que el origen del nombre es un homenaje a una de las
mejores series de televisión que dio la década del 60 en los Estados
Unidos, un período memorable con productos que marcaron su época y
trascendieron por años: “El agente de CIPOL”, que ahora revive en
formato cinematográfico pero con la estética de entonces.

El Kuryaki de referencia era un espía de la KGB, brillantemente interpretado por el entonces joven actor escocés David McCallum, a quien ahora se puede disfrutar como el doctor Donald Mallard en “NCIS”. Concebido como personaje secundario, el rubio compitió en seguidores con el recio agente estadounidense Napoleón Solo (personificado por Robert Vaughn, en cuya larga trayectoria nunca repitió este éxito).

El
paso de la serie a la pantalla grande mantiene el espíritu original. No
cede a la tentación de actualizar el contexto en el cual se despliegan
historias y personajes, como le pasó a la también serie televisiva en su
origen “Misión imposible” (sin merma en cuanto a ritmo y atractivo, hay
que reconocerlo), sino que el desarrollo sigue ambientado a comienzos
de los años 60, con la guerra fría entre las dos superpotencias de
entonces, Estados Unidos y la Unión Soviética, en pleno apogeo, pero que
deben dejar de lado su rivalidad para combatir a un enemigo común: una
organización criminal internacional que quiere terciar y desnivelar el
balance global con la proliferación de armas nucleares de destrucción
masiva. Esto indica que, más allá de nombres, estrategias o potencias
dominantes, las historias de que el mundo siempre está en riesgo por
fuerzas ocultas no tiene edad.

La película fue filmada por el taquillero, convocante y muy talentoso Guy Ritchie,
autor de películas de culto y al mismo tiempo populares como “Snatch,
cerdos y diamantes”, “Juegos, trampas y dos armas humeantes” y
“Rocknrolla”, antes de pasar a ser definitivamente masivo con las dos
“Sherlock Holmes”. Y ahora está en rodaje de “El rey Arturo”, a estrenar
en 2016. En sí mismo, el ex marido de Madonna es garantía de pulcritud, historias interesantes y atractivas, varias capas de interpretación y diversión.

Ya no aparecen los octogenarios McCallum y Vaughn; los reemplazan Armie Hammer y Henry Cavill, respectivamente, para traer sangre nueva a las viejas, clásicas y entrañables historias de espías.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres